domingo, 1 de marzo de 2009

Día de la Familia


Hoy, primer domingo de marzo, celebramos en Mexico el Día de la Familia.

El mensaje de este año es:

Tener un hijo, ¿te hace padre?


Kudai - Día de la Familia

Benny Ibarra


El consejo de la Comunicación en México ha creado un sitio en internet para dar énfasis al proyecto Día de la Familia.  Con él, intentan hacer que este día todas las familias mexicanas estén más unidas que otros días.

Esta labor es, a mi ver, sumamente importante, ya que hace falta una reintegración familiar, por lo menos en México, que es el país en que vivo, y del cual puedo hablar.

-

Acá, el principal origen de la desintegración familiar y sus consecuencias funestas es la riqueza, su ausencia y su exceso.

Por ausencia, porque los padres tienen que pasar todo el día en la calle, buscando cada peso para llevar a casa.

Por exceso, porque tienen que atender sus negocios, juntas ejecutivas, inversiones y demás actividades que les llenan la agenda.

Por ausencia, por dejar a los niños solos en casa, o en la calle, mientras el padre y la madre laboran, expuestos a la influencia de los mayores que él, que tienen conocimiento de drogas y alcohol, de robos y peleas, y que los buscan para hacerlos sus víctimas y testaferros.

Por exceso, por dar a los niños celular y computadora a discreción, mientras el padre y la madre viajan en crucero, y la tarjeta del banco, para que compren lo que necesiten, o deseen.

Por ausencia, porque lo poco que gana el padre lo gasta en alcohol el fin de semana, con el compadre, embriagándose hasta el límite, delante de los hijos, que ven eso como algo normal.

Por exceso, porque el menor recibe cantidades ingentes de dinero, para sus gastos, que deben ser mínimos, dado que le pagan educación, ropa, alimentos y transporte.  Asi, queda con un capital que gasta en cuanta cosa superflua encuentra en internet, la televisión o la calle, y esto incluye alcohol, drogas y otros artículos que pueden dañar su integridad física, pero están de moda.

Por ausencia, porque el padre enseña al hijo a transar al patrón, al vecino y al que se deje.

Por exceso, porque el padre enseña al hijo a evadir impuestos, a usar influyentismos y a pisotear a los que menos tienen.

Por ausencia, porque los menores quieren ser como el vecino, que ya ha matado a catorce y sigue impune en la calle.

Por exceso, porque los menores quieren ser como el personaje de la televisión extranjera, que es famoso porque se burla de las leyes y sus hazañas tienen más de quinientas mil vistas en internet.

Por ausencia, porque el hambre les hace creer que el Dios de sus abuelos no existe, puesto que los tiene en la pobreza, estancados sin poder ser mejores.

Por exceso, porque tenerlo todo les hace olvidarse de agradecer al Dios de sus abuelos, que les da vida día a día, para seguir disfrutando de este país que, debajo de toda esa podredumbre de politiquería, delincuencia y corrupción, tiene un tesoro escondido:

Los mexicanos, que somos una raza que lucha, que busca, que logra.  Los mexicanos que somos artesanos, que somos trabajadores, que somos compañeros, que somos hermanos.

Los mexicanos que, llenos de buena voluntad, recibimos al que llega a casa, y le ofrecemos nuestro plato de comida, aunque después veamos con impotencia cómo se lleva nuestro ganado y nuestros hijos.

Los mexicanos que llevamos la frente en alto, porque somos orgullosos,

PORQUE SOMOS MEXICANOS.

Felíz día de la Familia a todo el mundo.

Suerte.

4 comentarios:

esteban lob dijo...

Hola Héctor:

En Chile tenemos hasta Día del Perro( no es verdad),pero no tenemos Día de la Familia.

Buena falta que hace.

(Bueno, el perro merecería también su día, porque algunos son mejores que unos cuantos humanos)

Un abrazo.

Castrodorrey dijo...

Pues igual te deseo, y a todos: Feliz dia de la familia
Y gracias por tu inestimable visita, Héctor.

HUGO dijo...

Gracias, saludos desde lejos.

Héctor dijo...

Saludos a todos, gracias por pasar a visitar.