sábado, 9 de mayo de 2009

Favor de no escupir en el suelo

etiquette

Desde tiempos inmemoriales, las normas de etiqueta nos ayudan a vivir mejor en suciedad sociedad.

Saludar, despedirse, dar las gracias, pedir por favor, corregir sin insultar.

En la actualidad, estas normas han sido aplicadas a la comunicación electrónica, digital y cibernética.

Y se llaman Netiquette.

Básicamente, son las normas que nos indican cómo dirigirnos a los demás, haciendo de la conversación escrita agradable para los demás.

Como puntos principales, tenemos los ya mencionados anteriormente, y otros que no está por demás recordar:

  • NO ESCRIBIR TODO CON MAYÚSCULAS.
  • Rebizar la hortografia.
  • No enviar Spam en correos, foros y chats.
  • No ofender sin justificación.
  • Ser siempre amables y agradecidos.  Gracias.
  • Ser conciso.
  • Breve.
  • Muy.
  • LEMM ó RTFM.  Que es lo mismo a decir: antes de preguntar, infórmate.
  • NooooO zeeeR un HOYGAN quaaalkiiieraaaaa, pliiiizzzzzzzz.
  • Procurar NO escribir usando muchos colores
  • No enviar cadenas, porque te borran el Messenger y te formatean el disco duro, además de que la persona que amas se caerá por las escaleras y el resorte de tus calzones se aflojará, ocasionando que te secuestren en el supermercado.
  • No dar información innecesaria.  Luego pasa como el día que fui con mi novia al cine, y al comprar las entradas nos encontramos a uno que fue su novio como tres años antes.  Entonces le dije: “mira, ya viste quién está allá?” y me contestó: “no, es que el imbécil aquel no me deja ver nada”
  • Y sobre todo, citar las fuentes a las que estás citando.  En este caso, gracias, Malina. (aquí)

Por ahora es todo.  Yo sigo trabajando como negro.

pimp 

Suerte.

1 comentario:

Behk dijo...

Jajajaja, que bueno. Es verdad, no lo había pensado hasta ahora. ¿A quién se le ha ocurrido que ESCRIBIR EN MAYUSCULAS ES EL EQUIVALENTE A ESTAR GRITANDO? También se grita si escribes mucho las vocaaaaaleeeees. Hay que hacer una recopilación y escribir un libro a modo de manual de ciber-educación. ¡Seguro que nos forramos con esa idea! jajajaja.